Noticias

LA COMPAÑÍA TITZINA PRESENTA EN EL FIT UNA TRAGICOMEDIA SOBRE LA FELICIDAD

LA COMPAÑÍA TITZINA PRESENTA EN EL FIT UNA TRAGICOMEDIA SOBRE LA FELICIDAD

Fuente-La Vanguardia.

 La compañía catalana Titzina representa esta noche en el Gran Teatro Falla de Cádiz, dentro de la programación del Festival Iberoamericano de Teatro (FIT), 'Distancia siete minutos', una tragicomedia sobre la búsqueda de la felicidad.

Uno de los actores y directores, Pako Merino, cree que "imponen su sello particular a un tema profundamente universal" y en declaraciones a Efe celebra su participación en el FIT de Cádiz como una "gran oportunidad" porque este certamen "es uno de los festivales más importantes debido a su conexión con América, un mercado clave por hablar el mismo idioma, lo que te permite abarcar otros teatros y culturas".

'Distancia siete minutos' se estrenó en 2013 y lleva ya más de 300 funciones, que se han representado durante los últimos tres años también en países como Argentina, Costa Rica, Panamá, Uruguay o Brasil.

"Ha sido nuestra cuarta obra y nos ha permitido mostrar nuestro sello particular, que es un trabajo de investigación que nos lleva año y media en torno a las temáticas que nos interesan", detalla Merino.

En este caso, su indagación sobre la búsqueda de la felicidad les llevó a asistir a conferencias de antropólogos, a visitar la cárcel modelo de Barcelona y, de ahí, los juzgados de esta ciudad, donde surgió el germen de la sinopsis.

La obra tiene por protagonista a Félix, un juez que se ve obligado a convivir una semana con su padre debido a que tiene que abandonar su casa por una plaga de termitas.

"En esa convivencia surgen temas que habían estado escondidos, como las termitas, y de ahí salen temas prohibidos, situaciones muy cómicas, otras más dramáticas, hasta llegar a un juicio interno del juez con su padre sobre asuntos que no les hubiesen gustado que saliesen", detalla el actor y director.

Cree Merino que "la obra gusta porque plantea desde el humor temas muy universales, con los que el público se siente plenamente identificado, y cuando salen, lo hacen contentos porque se han reído o han llorado por lo que les hemos contado".

Merino define el humor como una "herramienta eficaz" para abordar temas delicados que, en esta obra, se dirigen hacia el interior de la familia y el deseo de vivir de la mejor manera dentro de las posibilidades.

Como responsable de la compañía Titzina, admite que la situación del teatro es "complicada", pero lo es "porque es un reflejo de la vida, y si hay una sociedad que lo pasa mal, el teatro también lo pasa mal".

"Yo creo que el teatro ha estado siempre en el barro porque, aunque es verdad, que antes era más masivo, ahora es más minoritario porque hay otras opciones de entretenimiento, pero tenemos la sensación de que nunca ha estado en auge". EFE

Otras noticias